1 de mayo de 2013

Dakar (Fann Hock). 08:17.

La isla de la Madeleine (Île de la Madeleine) es la última que me faltaba por conocer de la península de Cabo Verde, la parte más occidental de Dakar y también del continente africano. Es un pequeño lugar (menos de dos km. cuadrados) deshabitado y formado por rocas volcánicas. Como solo llueve dos meses al año, la mayor parte del tiempo está plagada de plantas secas y algún baobab, y también según la época del año puedes observar muy distintos tipos de aves migratorias.

Parece una auténtica isla del tesoro y, si tienes pensado acercarte a conocerla, deberás ir preparado con ropa y, sobre todo, calzado adecuado. Para llegar desde Dakar, puedes coger un cayuco como los de los pescadores en el mercado de Soumbedioune y llegar en unos 20 minutos. Ida y vuelta te puede salir por unos 6 euros. Y, si quieres, puedes llevarte algo de pescado para cocinarlo allí a la parrilla. Una vez allí, tienes una playita de conchas, rocas enormes, zonas semidesérticas, vistas espectaculares… así que se hace imprescindible ir preparado con botas o calzado de montaña y algunas chanclas o sandalias para atravesar un pequeño riachuelo que hay, así como acceder a distintos lugares de la isla.

Es el lugar perfecto para pasar un tranquilo y aislado día de campo en un entorno de película de piratas. Hasta hay un pequeño islote al lado llamado la isla de las serpientes (Île aux serpents)…

Anuncios